martes, 22 de julio de 2014

5 años de este blog

Un 22 de julio de 2009 tuvo inicio esta aventura laboriosa: un blog, uno más, en la red, que se abría camino con unas líneas claras.

"Comenzamos" fue el título de la primera entrada.

¿Cuál es el objeto, el tema, el fin de este blog?


Desde luego formar un comunidad virtual, católica, con clara identidad católica, que buscara formarse sólidamente en la doctrina atendiendo a la teología, a la liturgia y a la espiritualidad.

La "declaración de principios" siempre presente en el blog afirma:

"Éste es un blog que pretende ser formación y catequesis de adultos, mistagogia de la liturgia, pensamiento teológico, vida espiritual y aliento para la santidad. Y lo pretende con fidelidad a la Iglesia, al sentir eclesial y a la Tradición. ¡Sé bienvenido!"

 Después de cuatro años en una parroquia impartiendo catequesis de adultos semanalmente (con unas 40 personas aproxidamente), se pensó continuar esa experiencia de otro modo: la red de Internet permite estas cosas. Creamos un salón parroquial virtual para la catequesis de adultos; catequesis una tras otra, a veces diaria y últimamente cada dos días; diálogos y preguntas en los comentarios; el compromiso de rezar unos por otros.



Así nació este blog un 22 de julio de 2009 y, al poco tiempo, en octubre de ese año, también fue invitado a participar en Religión en Libertad

En este tiempo, según las estadísticas de Blogger, Páginas vistas (historial completo): 828.392. La media es de más de 12.000 visitas mensuales.







Y en cuanto a países:





España
  287663
México
    89165
Estados Unidos
    84143
Perú
    69877
Colombia
    57928
Argentina
    55394
Venezuela
    22446
Chile
    18130
Ecuador
      9860
Rusia
      3424


Esos son los números, el balance, para que todos sepamos cómo vamos.

Es difícil mantener la fidelidad a un blog: pararse diariamente, leer, reflexionar, aprender con libertad de espíritu... requiere tiempo y perseverancia; igualmente reconozco lo difícil de mantener siempre los comentarios, que últimamente han bajado en número. 

Por parte del blog, seguiremos. Hay muchísimas entradas programadas: el material son homilías, retiros, artículos, etc., del autor -un servidor- donde va subiendo todo lo que prepara para distintos ámbitos.



Es ésta una cátedra de teología muy especial. Sabéis que me tomo esta cátedra de teología -este blog- muy en serio porque estoy convencido de que muchos católicos, que tal vez no se pueden o no se sienten inclinados a participar en una reunión semanal a una hora fija -en una parroquia, en una comunidad o en una Asociación de fieles- pueden hallar aquí medios de formación más que sobrados.

¡¡Sigamos caminando!!

En la medida de lo posible, dadle difusión al blog, aconsejadlo a otros. 

Escribid en los comentarios lo que os sugiere el tema, o las dudas, o las preguntas. 

Y recemos unos por otros, unidos como estamos en este blog.

¡¡Gracias!!

¡¡Felicidades!!



8 comentarios:

  1. ¿Qué decirle, don Javier, más allá de felicidades y gracias?

    No se habrá creído que iba a quedarme ahí ¿verdad? Je,je,je

    Llegué a este blog por casualidad, desde otro blog en el figuraba su dirección web, atraída por su nombre; ya saben el refrán: “Dios los cría….”. Pasé un cierto tiempo leyendo, calladita, hasta que un día me decidí a hacer una pregunta de liturgia a su titular.

    No sé si sucederá en sus ciudades de residencia pero en Murcia, cuando el sacerdote dice “Orad hermanos…”, cada uno se pone de pie cuando le parece. Pues bien, le pregunté a don Javier cuándo debíamos ponernos de pie. A su amable respuesta, añadió: “no se vaya” Y yo, que soy ‘muy obediente’???? me quedé; a veces, para “volverle loco” con mis largos parlamentos ¡Qué le vamos a hacer, la profesión y la pasión es lo que da!

    Y, aunque don Javier no se lo crea, cuando comencé en mi parroquia a levantarme al decir el sacerdote “Orad”, las personas presentes en el templo empezaron a levantarse, primero unos pocos, luego todos a los que llega mi vista ¡Hasta mi reticente amiga Julia! Y el primer día me pareció advertir en mi párroco una mirada de agradecimiento.

    Desde esta calurosísima tierra murciana, animo a todo aquel que lee el blog a que comente, especialmente a mis queridos hermanos hispanoamericanos o, si lo prefieren, sudamericanos; el "charco" en la red es eso: un charquito; yo tengo un queridísimo amigo fraile dominico con el que contacto desde Colombia. Ayer les contaba una anécdota sobre mi encuentro con un taxista católico en mi misma ciudad, ya en España es realmente un gozo encontrar hermanos en la fe que no sean católicos light, y en la red podemos encontrarnos porque todos "vivimos" en la misma ciudad.

    También la red es algo parecido a viajar a países que no tienen una tradición cristiana; cuando en la única iglesia católica de la ciudad, que ya habías localizado antes de salir de viaje, te encuentras con hermanos católicos de otros países o del país que visitas, te sientes en tu casa como hogar. Y eso es este blog: una casa.

    Un fuerte abrazo, don Javier.

    Julia María

    ResponderEliminar
  2. Aqui estoy yo también para felicitar al Padre Javier y a toda la comunidad de este blog. Escribo desde mi celular, algo sumamente difícil para mis ojos. Pero la ocasión lo amerita, 5 años de un blog es un regalo muy grande y todo lo que lo rodea ha hecho que mi travesia espiritual se enriqueciera. Muchas gracias Padre Javier felicidades para usted y para todos los que contamos con esta pequeña-global Iglesia.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, P. Javier, por anunciar el mensaje de Cristo en las redes sociales. Dios le bendiga siempre, y María Santísima,

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena y gracias. Sin duda el Señor le bendice D. Javier!!

    ResponderEliminar
  5. Yo no digo nada, don Javier, pero desde que inició este blog, mes arriba, mes abajo, estamos en crisis económica...¿relación causa-efecto? vaya usted a saber...
    Felicidades por su gran trabajo, y aquí seguiremos, dando un zumbido a este blog siempre que se pueda.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias a todos por vuestras palabras.
    Y felicidades también a vosotros: el blog lo formamos todos, como comunidad católica virtual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Conchi Antrás23 julio, 2014 11:43

    Muchísimas felicidades, don Javier: es un regalo del Señor su blog. Yo lo agradezco quizás más todavía, acostumbrada como estaba a sus homilías, catequesis, consejos varios, su compañía, y las largas horas de conversación. Desde aquí me sigo sintiendo unida a usted, aunque se que lo tengo siempre a mi disposición, tanto en los buenos como en los malos momentos, que aunque han sido muy duros he podido contar siempre con su presencia. Muchas gracias y muchas felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conchi.

      Es lo que tiene formar parte de tu familia desde hace ya unos cuantos años: se vive juntos, se comparte, se llora, se reza, se ríe... y se preparan las charlas de Cursillos de Cristiandad juntos, como tantas veces hicimos y seguiremos haciendo.

      ¡Claro que puedes contar conmigo!

      Sigue dándole difusión al blog, ahora que tienes tantas reuniones de preparación con los equipos cursillistas.

      Un abrazo.

      Eliminar